El día de ayer

asdasd

El Conde: Una ruina que avergüenza la capital

Escrito por ElDiadeAyer 25-09-2016 en asdasd. Comentarios (0)


Con la mayoría de sus edificios sucios, y abandonados, la emblemática e histórica calle El Conde es una ruina que avergüenza a la capital dominicana.

La que pocos años atrás fuera una vistosa arteria comercial y uno de los lugares turísticos más visitados del país, perdió su esplendor para convertirse en nido de mendigos, prostitutas y delincuentes que asedian a los pocos visitantes.

El arquitecto Omar Rancier, presidente del grupo Nueva Arquitectura, consideró injustificable el deterioro de edificaciones de tanto valor histórico, arquitectónico y patrimonial, como el edificio Copello, sede del Gobierno Constitucionalista que presidió el coronel Francisco Alberto Caamaño. Aún muestra los impactos de las balas en sus paredes.


Carmina Nathalia Tió Valenzuela 1061074

Trujillo y los norteamericanos

Escrito por ElDiadeAyer 25-09-2016 en asdasd. Comentarios (0)
La política exterior norteamericana a finales de 1950 se enfrentaba a un profundo

dilema: ¿Cómo conciliar el principio de no intervención en los asuntos internos de los

Estados latinoamericanos con el postulado de preservar en los mismos el respeto por los

principios democráticos? En otras palabras: ¿Después del triunfo de la Revolución

Cubana y las diversas invasiones de los exilados, propiciadas desde allí, sería posible

preservar al hemisferio, y más específicamente al ámbito caribeño, de la influencia

comunista, sin que fuera para ello preciso violentar el principio de no intervención?.

Este cambio enojoso de las circunstancias sociopolíticas en el hemisferio fue el motivo

que condujo a los Estados Unidos a solicitar al Consejo de la Organización de los

Estados Americanos la convocatoria de los ministros de Relaciones Exteriores, lo que se

hizo efectivo en Santiago de Chile en el mes de agosto de 1959.

En aquel escenario el secretario de Estado Herter, aunque reafirmó el compromiso de

los Estados Unidos con el principio de no intervención, realizó un férvido llamamiento

para la creación de una maquinaria interamericana que impidiera la reedición de un

fenómeno, que como la Revolución Cubana, había trastocado el estatus geopolítico de

la región.

Para el caso de la República Dominicana y el régimen de Trujillo, cabe preguntarse, sin

embargo: ¿Cuáles variables internas y externas condujeron a los Estados Unidos a dar la

espalda a uno de sus más firmes aliados en la región caribeña? Un estudio a profundidad

de los documentos diplomáticos disponibles sobre la época, no dejan lugar a dudas en

torno al hecho de que a pesar de la posición defendida ardientemente por Venezuela en

la reunión de cancilleres de agosto de 1960 para imponer sanciones económicas y

diplomáticas a la República Dominicana, los Estados Unidos no eran partidarios en

principio de esta iniciativa. Aunque de acuerdo en prohijar una condena de tipo general

al régimen de Trujillo -por involucrarse en el fallido intento de dar muerte a Betancourt-

los Estados Unidos se oponían a sanciones de carácter punitivo, proponiendo, en

cambio, que la OEA enviara a Ciudad Trujillo una comisión supervisora que garantizara

la celebración de elecciones libres. Sólo en caso de que Trujillo se rehusara a ello, se

contemplaría la posibilidad de aplicar sanciones

La intención norteamericana era evidente: procurar que Trujillo cooperara con su propia

autoliquidación, garantizando así la transición política por caminos no comunistas. Bajo

la sombrilla de la OEA, y tal era la intención de la propuesta del secretario Herter,

Estados Unidos intervendría veladamente en los asuntos internos de la República

Dominicana, lo que motivó que la misma no fuera refrendada bajo el supuesto de que

constituía una violación flagrante al principio de no intervención.



Finalmente, sin embargo, en Costa Rica triunfó la posición venezolana a favor de la

aplicación de sanciones a la República Dominicana. A cohesionar, en mucho, la línea

política de los liberales interamericanos contribuyeron las declaraciones del ex-

presidente de Costa Rica, José Figueres Ferrer, quien una semana antes de celebrarse la

reunión de cancilleres de San José, de paso por Venezuela camino a Canadá, expresó:

…la Institución de la OEA se juega una carta peligrosa en esta ocasión .Sería muy

lamentable que esta vez saliéramos desilusionados los que aún creemos en esa

organización para la defensa de los regímenes democráticos.

El Consejo de la OEA fue autorizado a estudiar la posibilidad y la conveniencia de

extender o descontinuar las sanciones, cuando la República Dominicana cesara de

constituir un peligro para la paz y seguridad… del hemisferio.

Fuente: http://hoy.com.do/trujillo-y- los-norteamericanos- 2/

-Wagner urbino perez (1067709)


TRATADO TRUJILLO-HULL

Escrito por ElDiadeAyer 24-09-2016 en asdasd. Comentarios (0)

En octubre de 1940 se firmó el Tratado Trujillo Hull, entre República Dominicana y Estados Unidos, mediante el cual, se invalidaban las medidas establecidas por la Convención de 1924. Se eliminó la Receptoría Norteamericana de Aduanas y, de nuevo, el Estado Dominicano pudo controlar las aduanas y podía establecer aranceles y manejar su política de endeudamientos. Por otro lado, el Estado adquirió el control del National City Bank convertido en Banco de Reservas y de la Compañía de Electricidad, que pasó a llamarse Corporación Dominicana de Electricidad.

Con el control de las aduanas y de la banca, la unidad entre los asuntos económicos del Estado y las finanzas personales de Trujillo se hicieron indisolubles. La concentración en manos de Trujillo llegó a ser tal, que controlaba el 80% de la producción industrial y el 60% de la mano de obra del país.


Fuente:


Sociedad 3. Historia y Geografía de la República Dominicana, Primer Grado, Segundo Ciclo. 3ero Media, Educación Media -Santillana. Pág. 124. Primera edición 2001. © by Santillana, S.A, Editado por Santillana, S.A, Impreso por Editora Corripio. Rep. Dom.