La Educación Trujillo

Escrito por ElDiadeAyer 25-09-2016 en dqwe. Comentarios (0)

La educación fue muy bien utilizada por el gobierno del dictador Trujillo con el fin de exaltar su figura, darle un carácter divino al déspota. Varios intelectuales colaboraron con ese propósito, sobresaliendo Joaquín Balaguer, el cual llego a ser secretario de educación, Manuel Arturo Peña Batle, Arturo Logroño, Manuel de Jesús Troncoso de la Concha y otros más. Probablemente el aporte más trascendental dado a la educación por el régimen trujillista lo constituyo la ley orgánica de educación  2909 del año 1951, la cual permaneció en vigencia hasta el 1997 siendo sustituida por la actual ley general de educación 66-97.

La ley orgánica de educación dividía el sistema educativo en  tres niveles de enseñanza: el primario (desde 1ero hasta 6to), el nivel intermedio (comprendía 7mo y 8vo) y el nivel secundario con una duración de 4 años: tres de formación común para todos los alumnos y uno de formación diferenciada para atender a las aptitudes y presencias de los estudiantes. La dictadura aporto un amplio cuerpo jurídico al sistema educativo nacional. Las escuelas normales, como una forma de burla al pensamiento de Hostos, pasaron a ser dirigidas por órdenes religiosas.

En 1938 llego al país una misión de educadores chilenos con el propósito de realizar un levantamiento de información a modo de diagnóstico del sistema educativo, invitados por el secretario de entonces Víctor Garrido. No podemos obviar el hecho de que en 1954 el gobierno de Trujillo firmo un concordato con la iglesia católica, representado por el papa pío XII, por medio del cual la religión católica se convirtió en la oficial del Estado dominicano y esta afianzo su influencia en el ámbito educativo.


En la llamada era de Trujillo se impulsaron varios planes con el propósito de combatir con el analfabetismo que afectaba al país y era muy amplio, alrededor del 70% de la población, acentuándose más en la zona rural que en la urbana.

La cantidad de alumnos matriculados en las escuelas fue en aumento durante los años de la dictadura. Así por ejemplo cuando se inició el mandato de Trujillo en 1930 el país contaba con 50,739 y para el año de 1955, esto es 25 años después, contaba con 459,484, es decir, la cantidad de alumnos en menos de 3 décadas se multiplico por más de 9. En el año de 1951 se introdujo el desayuno escolar, el cual se servía a los niños hasta el 5to grado. Los libros que se utilizaban en las escuelas, sobretodo en el nivel primario eran las famosas cartillas, las cuales tenían como portada la imagen del dictador.

En conclusión, durante los 31 años de la dictadura, la educación fue utilizada para servir a los intereses del dictador, su filosofía educativa seguía conservando la tradición hispánica heredada de la época colonial, con gran contenido religioso y contribuía a la formación de un individuo servil y obediente.

Por Edward Reyes.