El día de ayer

dsad

La estafa disfrazada de Capitalismo

Escrito por ElDiadeAyer 25-09-2016 en dsad. Comentarios (0)

El capitalismo salvaje predominante en la República Dominicana va de la mano con el sistema político, que genera exclusión, inequidad, discriminación, corrupción de Estado y todo tipo de injusticias. Este sistema lleva en sí sus propias contradicciones que lo llevarán a su liquidación, pese a emplear ante sus crisis periódicas el desarrollo tecnológico y científico para su “renovación”.

En su codicia, los capitalistas y sus representantes en el Estado ven como natural oponer a la competencia la del monopolio y a la libre empresa la de la corporación. A la división de la tierra la del gran latifundio, pues competencia, libertad de empresa y división de la tierra son aún comprendidas sólo como “consecuencias casuales”. Sin embargo, es una realidad que la fuerza del monopolio, la corporación y el latifundio, son sus resultados necesarios, inevitables, naturales y condiciones de su autodestrucción. Lo que ocurre en nuestro país, como en otros con idénticas estructuras socioeconómicas, nos está llevando a una crisis sin precedentes, que terminará en convulsiones sociales y cambios profundos.

La alianza entre monstruos empresariales y organismos gubernamentales con amplios subsidios públicos ha provocado en República Dominicana una alta concentración del capital nacional y transnacional, con los empresarios nacionales anclados fundamentalmente en la industria, la banca y el comercio, y el capital transnacional en el agro de exportación, las zonas francas, el turismo y las comunicaciones.

Todo esto ocurre por la inserción social del pensamiento individualista por sobre el pensamiento colectivo, pues cada vez que sale un funcionario del poder y entra un “nuevo” quizás con pensamientos e ideales moralmente buenos, se ve rodeado de egocéntricos y egoístas cual depredadores acorralando su presa.

Los administradores de las crisis, y sus relevos cada cuatro años, están llevando a la nación a un callejón sin salida, y a respuestas populares enérgicas, muy enérgicas. Es tan profunda la crisis, que la preparación técnica, profesional y el trabajo, ya no son la vía expedita para superar las condiciones de miseria de las mayorías. Los que detentan el poder de forma ilegítima han obligado a cientos de miles de clientes políticos a vivir de la corruptela del Estado, a cambio de su alienación e incondicionalidad política.

Por Edward Reyes.



Ideología del Trujillato

Escrito por ElDiadeAyer 24-09-2016 en dsad. Comentarios (0)

La era de Trujillo constituye un periodo de caracteres económicos y políticos, implantando 30 años de violencia y sangre en nuestro país. Supo manejar todos los puntos cardinales de nuestro país y administrar todas las empresas del Estado.

De Trujillo podemos decir que era una hombre ambicioso, sin escrúpulos ni sentimientos que solo buscaba su bien particular a costa del pueblo que gobernó con puño de hierro.

Podemos concluir diciendo que la Era de Trujillo es como una cicatriz que vivirá por siempre en el recuerdo de todos lo dominicanos aun en los que no la vivieron porque su herida fue tan profunda que en las generaciones venideras seguirá presente, el recuerdo de Trujillo es historia que debemos de conocer y nunca olvidar."Después de muchos años de desgracia, terminada la fatalidad y el desorden, es tiempo de que pensemos mejor y de que busquemos hacer la felicidad del pueblo dominicano por medio de la Rectitud, la Libertad y el Trabajo".


Fuentes: http://www.monografias.com/trabajos75/ideologia-trujillato/ideologia-trujillato2.shtml#conclusioa#ixzz4L7Xvgjnh

Christopher Román (1066658)