¿Qué tienen en común?

Escrito por ElDiadeAyer 25-09-2016 en dsqwe. Comentarios (0)


En las fotos se observa a la gente con las caras desencajadas, pálidas y con la mirada perdida en el horizonte, las cuales muestran cientos de miles de personas haciendo colas para comprar alimentos. Estas imágenes muestran las ruinas generadas por el socialismo. Las colas del hambre de la famosa capital del “Imperio” soviético. En la URSS hacer colas era parte de la cotidianidad, había colas para comprar pan, carne, para los comedores, para comprar zapatos, ropa, agua, vodka o leche. El pueblo ruso tenía miedo a quejarse, porque conocía las consecuencias de hablar en alto, los estragos de la revolución socialista estaban impregnados en la mente del colectivo. El pueblo sufría de abulia colectiva, se había acostumbrado aceptar todos los abusos del régimen, el hambre y la miseria. En Cuba se hace cola para todo, desde comprar alimentos, recoger las remesas enviadas por los cubanos del exilio, tomar el autobús, hasta para asistir a la plaza para escuchar los discursos de la revolución. La gente se acostumbró hacer colas y a permanecer en silencio para evitar ser pescado por los sapos del gobierno, cuyo poder puede llevar a cualquiera a la cárcel o al cementerio. También
contrario a las promesas hechas por el fallecido Hugo Chávez, quien ofreció que Venezuela sería una potencia alimentaria en el mundo, bajo el régimen Chavista que se encamina a los 18 años, el hambre y la miseria ha llegado a niveles que nunca antes el país había conocido.  Hoy en día la pobreza ronda en un 75 por ciento, y más del 60 % la población pasa más de 8 horas en colas para comprar alimentos.

La historia ha demostrado repetidamente que la expropiación y colectivización del sistema de producción sólo genera atraso, paralización de la producción y  escasez.

Carmina Nathalia Tió Valenzuela 1061074