Las constituciones en la época de Trujillo

Escrito por ElDiadeAyer 24-09-2016 en fgdsfs. Comentarios (0)

Aquí podemos se encuentran algunas modificiones que se le fueron adjudicadas a la constitución de la República Dominicana durante la dictadura de Trujillo, en la que podemos ver los diferentes cambios que tuvieron cada una de las constituciones de cada año y la forma en que este pretendía ¨glorificarse¨.


Durante la Era, la Constitución se modificó 7 veces. En los años 1934, 1942, 1947, 1955, 1959 y dos veces en 1960. Muchos de esos cambios sirvieron para dar mayores poderes al Ejecutivo, otras veces para resolver problemas del momento, en ocasiones para dar catego­ría constitucional a nuevas ideas políticas y en fin, las más, para glo­rificar al "Jefe".

Veamos los diferentes cambios constitucionales durante la Era de Trujillo:

A.- La modificación del 1934 realizó estos cambios: a) Permitió los monopolios estatales, b) Se quitó al Congreso el derecho de aprobar los arbitrios, municipales, pasando esa facultad al Poder Ejecutivo, c) La obligación del Poder Ejecutivo de obtener la aprobación del Congreso para.' la validez de los contratos que celebrase quedó limitada a los casos en que esos contratos implicaban enajenación de bienes nacionales.

B.- La modificación del año 1942 fue de gran importancia y avan­ce. Concedió el voto a la mujer y consagró los derechos de la clase obrera. En efecto, el nuevo Art. 9 de la constitución consideró como ciudadanos, a todos los "dominicanos de uno u otro sexo mayores de 18 años". Igualmente estableció, entre los "Derechos Individuales" la libertad de trabajo, pero añadiendo que "la ley podría establecer jor­nada máxima de trabajo, días de descanso y vacaciones, sueldos y salarios mínimos y sus formas de pago, seguros sociales, participa­ción preponderante de los nacionales en todo trabajo, y en general, todas las medidas de protección y asistencia del Estado que se consi­deren necesarias en favor de los trabajadores".


C. En el año 1947 se modificó de nuevo la constitución. En esta ocasión los cambios más importantes tocaron el sistema monetario nacional. Con la bonanza económica tras la segunda guerra mundial y habiendo el gobierno resuelto el problema de la deuda externa en 1940 mediante el Tratado Trujillo-Hull, se pensó que ya era tiempo que el país dejara de tener como patrón la moneda norteamericana y al efecto, se incorporaron a la Constitución varios artículos estableciendo el peso oro como la moneda nacional y se dictaron otras dis­posiciones para crear y enmarcar las funciones de la Junta Monetaria y del Banco Central.

Otro cambio introducido mediante la modificación del 1947 fue­ron: a) el que se refiere a una de las condiciones para ser Presidente de la República.

D.- La modificación del año 1955 introdujo muchos cambios, principalmente en el aspecto político.

Entre los cambios de tipo político del año 1955 estuvieron: a) el que estableció el principio constitucional de la no intervención; b) el que consideró al comunismo como incompatible con los principios constitucionales del país; c) la consagración constitucional del dere­cho del país al mar territorial y espacio aéreo; d) se permitió la pena de muerte contra quienes en caso de guerra cometieren traición o espionaje a favor del enemigo; e) de nuevo se estableció la Vicepresidencia de la República.

h) se consagró la inmunidad de los bienes de quienes sean o hayan sido Presidente o Vicepresidente de la Repúbli­ca.

El último vestigio de independencia municipal quedó abolido en la Constitución del año 1955, cuando se dispuso que los Síndicos y Regidores, en vez de ser elegidos popularmente, fueran nombrados por el Poder Ejecutivo.

F- En el año 1960, penúltimo de la Era de Trujillo, se realizaron dos modificaciones constitucionales. Una en junio y la otra en diciem­bre.

 

Con esta última modificación de diciembre de 1960, terminan las constituciones de Trujillo, ya que seis meses después, el "Benefac­tor" caería en una emboscada, el 30 de mayo de 1961, ya cuando su régimen constituía una vergüenza para propios y extraños.

-Maria Jose Soto Taveras