El arribismo silencioso

Escrito por ElDiadeAyer 25-09-2016 en weq. Comentarios (0)

Cuando hablamos de arribismo, creemos que es una condición psicológica aislada de la normalidad de la población, o incluso, ni sabemos a qué se refiere el término. Pero en realidad, es la naturaleza oculta en el interior de cada uno de nosotros. Es ese deseo de superación personal desligado de cualquier percepción moral, dicho en un lenguaje más llano, es yo lograr mis objetivos, mis metas, mis fines, esa atención que todo individuo añora, pero no siempre puede conseguir. El arribismo se ha apoderado de nuestra sociedad de una manera silenciosa.

Con tan solo preguntarse “que ha hecho la sociedad por mí?” se tienen motivos suficientes para emerger un pensamiento individualista y egoísta, el cual será la chispa que dará lugar a un nuevo arribista, que en las circunstancias adecuadas de oportunidad podría convertirse en el próximo caudillo que dirija una gran empresa o gobierne nuestra nación.

Si aplicamos una valoración moral, todo esto es oscuro y pesimista, desde pensar que un arribista es un oportunista que evalúa cualquier alternativa (lo cual no es malo desde un punto de vista abierto), hasta que estamos condenados a vivir infestados de esta plaga enfermiza. Pero de hecho, ya lo estamos viviendo: Caudillos como Leonel Fernández o Danilo Medina, o la manera en como mayoritariamente se asciende de puesto en una gran empresa son pruebas más que suficiente de este hecho.

Por Edward Reyes.